Debate

Blog de opinión y participación. Para poder publicar comentarios, debes haber entrado con tu login de registro en la web. Si aún no te has registrado, por favor accede aquí. Si quieres colaborar con textos propios de opinión, por favor escribe a debate arroba aediso punto org.


Imprimir

En torno a las miradas del lingüista

Escrito por Yvette Bürki . Publicado en En voz alta

Yvette Bürki

Por Yvette Bürki
Profesora de Lingüística Hispánica en el Instituto de Lengua y Literaturas Hispánicas, Universität Bern (Suiza)

 

Invisible Languages in the Nineteenth Century reza el título del volumen editado por Anna Havinga y Nils Langer en 2015; "Ways of Seeing Languages in the Neneteenth-Century. Galicia, Spain" se titula el artículo de José del Valle, aparecido en ese volumen. Havinga y Langer describen la invisibilidad como resultado de un producto de borrado por el cual una variedad o una variante no pasa al medio escrito debido a la estigmatización consciente o inconsciente, hecho por el cual se hacen y permanecen invisibles —en sentido literal— tanto para las generaciones contemporáneas como para las posteriores (p. 3). El título de la contribución de José del Valle, por su parte, me llamó la atención porque ponía en el centro de la problemática un elemento que considero fundamental en nuestra actividad como lingüistas y del que muchas veces no somos del todo conscientes: la percepción, un acto evidentemente sensorial, pero que guía y viene guiado por nuestra cognición, moldeada ésta, a su vez, por nuestras ideologías, no solo las lingüísticas. Los títulos de ambas contribuciones, dedicadas a las formas de invisibilización de variantes y variedades en el siglo xix, una centuria central desde el punto de vista ideológico por imponer precisamente una forma de ver las lenguas en sintonía con el concepto de nación, me servirán para reflexionar en este espacio que ofrece EDiSo sobre el papel desempeñado por la percepción lingüística de nosotros, los especialistas de la lengua, en el borrado, el ninguneo y la jerarquización de variedades y de variantes. 

En efecto, los estudios perceptivos, debido al auge de la Dialectología Perceptiva, al surgimiento de la Sociolingüística Cognitiva y a los postulados de la Tercera Ola, que de forma explícita llaman a prestar atención a las ideologías en los hechos de variación sociolingüística, han multiplicado desde finales del siglo xx en adelante los estudios basados en la percepción de los hablantes legos, es decir no especializados, para poder captar mediante ésta no solo las actitudes lingüísticas —un campo relativamente bien asentado al interior de los estudios sociolingüísticos clásicos—, sino precisamente las ideologías (lingüísticas) que funcionan entre los grupos sociales de diversas magnitudes, incluyendo, por supuesto, aquellas imperantes en los Estados nacionales. Pero poner en el centro del quehacer sociolingüístico la percepción debe llamar también a reflexionar sobre el papel que hemos desempeñado y desempeñamos los lingüistas en la fijación y divulgación de determinadas ideologías lingüísticas condicionadas por nuestras propias percepciones.

Imprimir

Tres Reflexiones del Sur

Escrito por Virginia Unamuno Kaschapava . Publicado en En voz alta

vunamuno 2013

Por Virginia Unamuno
Investigadora Independiente del CONICET, Instituto de Lingüística, Universidad de Buenos Aires

 

He decidido usar este espacio para plantear tres temas que me preocupan desde hace un tiempo en mi quehacer como investigadora del sur. Asumo esta identidad sureña no sólo porque escribo desde Argentina, sino porque lo hago mirando al norte, escribiendo para el norte. Por cierto, una práctica bastante habitual entre nosotros. Condicionados por la posición periférica en que nos encontramos respecto al modo de hacer y al modo de hacer circular la ciencia, nos volvemos esquizofrénicos de la palabra. Escribimos para un norte cuya agenda científica nos atraviesa y nos coarta en los modos de mirar: vemos desde el señalamiento que otros hacen en otros contextos y en el marco de otras historicidades, y construimos relevancias a partir de los intereses científicos y sociales que se construye en otro lado.

Escribimos no sólo en la lengua de otros, sino en el lenguaje de otros. Contribuimos al “pensamiento global” y nos volvemos productores y reproductores activos de discursos hegemónicos. Por otro lado, escribimos para el sur. Un sur que a veces resiste a la unificación del saber y el pensar, y que define otras agendas en relación con procesos de revisión de las relaciones norte-sur, de emergencia de identidades del quehacer poscolonial. A este sur, les hablamos en “otro idioma” y le discutimos en otros formatos de escritura científica y académica. A este sur, le hablamos cotidianamente en las clases, en los barrios, en las fábricas, durante el trabajo de campo, en las barricadas. Esta palabra esquizofrénica nos lleva a veces a reflexiones que puede ser interesante compartir.