Observatorio del Discurso - Desarrollo

Publicado en Observatorio del discurso

OBSERVATORIO DEL DISCURSO
Coordinación
Enero 2014 - Junio 2015: Luisa Martín Rojo

Julio 2015 - Julio 2017: Luisa Martín Rojo y Gabriela Prego Vázquez
Julio 2017 - actualidad: Luz Zas y María Beatriz Taboada

 feminazis a la cocina CDU  happy

 Galicia

Investigación participativa. Si todos y todas observamos:
¿por qué no un observatorio ciudadano?
 

OBSERVATORIO DEL DISCURSO
Coordinación
Enero 2014 - Junio 2015: Luisa Martín Rojo

Julio 2015 - Julio 2017: Luisa Martín Rojo y Gabriela Prego Vázquez
Julio 2017 - actualidad: Luz Zas y María Beatriz Taboada

 feminazis a la cocina CDU  happy

 Galicia

Investigación participativa. Si todos y todas observamos:
¿por qué no un observatorio ciudadano?
 

1. Marco teórico

El Observatorio del discurso de EDiSo se articula en torno a dos reflexiones. La primera de ellas tiene que ver con la posición desde la que observamos: todas las personas, en tanto que sujetos sociopolíticos, tenemos un «conocimiento situado» mediado por nuestros géneros, clases sociales, edad, lugar de nacimiento y, por tanto, todas las posiciones son iluminadoras y valiosas. La segunda reflexión está relacionada con la observación misma: siempre que observamos nuestra percepción cambia y, con ello, nuestro «conocimiento situado» también cambia. Observar va entonces más allá de la mera contemplación: es una acción de interpretación que modifica al sujeto que observa y, a veces, incluso al objeto observado. Por tanto, del mismo modo que todos los actores y actrices sociales analizan el mundo desde un lugar relevante, todas las observaciones son valiosas.

De ahí que cada vez tenga más sentido y sea más necesaria la llamada «ciencia ciudadana», una nueva metodología para la comprensión de la vida social (y, por tanto, también del lenguaje) plenamente abierta a la participación pública y colectiva, que implica no solo un cambio en la relación entre el sujeto y el objeto de estudio, sino también en las herramientas y los campos de análisis. Mediante la observación participativa de las experiencias que nos rodean en nuestra vida cotidiana, logramos recopilar cantidades ingentes de datos que, sin la implicación de múltiples ciudadanos, no se podrían reunir; además se negocian las preguntas de estudio y discuten colectivamente los hallazgos. El grupo funciona como «inteligencias colectivas que elaboran o reelaboran sus proyectos y sus recursos, afinan continuamente sus competencias y buscan indefinidamente el enriquecimiento de sus cualidades» (Lévy 2004).

En el estudio colectivo de las prácticas cotidianas subyace una nueva comprensión del poder que lo considera ubicuo, a veces visible y otras invisible, que actúa en el seno de las relaciones interpersonales cotidianas, en los encuentros y desencuentros, y que, por supuesto, topa con resistencias. Es aquí donde cobra todo su sentido una iniciativa que, desde sus inicios, ha logrado iluminar aspectos que, de haber sido abordados de forma menos polifónica, probablemente hubieran pasado desapercibidos. Con nuestro observatorio ciudadano estamos descubriendo prácticas de poder y resistencia que no solo tratan de elucidar si determinados discursos generan representaciones sesgadas o simplistas de personas, grupos, lenguas, acontecimientos o identidades y cómo las élites hacer circular dichos discursos en los medios de comunicación: se trata además de observar cómo el poder forja asimetrías en los encuentros cotidianos y cómo es precisamente en ellos donde se naturalizan y también disputan estas representaciones y el saber que generan.

De este modo, este proyecto (que nació en EDiSo en 2014) es, en sí mismo, una forma de resistencia que quiere llamar la atención sobre formas de dominación cotidianas que, para muchos, pasan totalmente desapercibidas. Nuestras experiencias participativas nos han permitido llevar a cabo estudios sobre formas de poder aún poco estudiadas (micromachismos, microrracismos, paisajes lingüísticos de la diversidad y construcción discursiva de la mercantilización del espacio urbano) con agentes poco habituales en la investigación: ciudadanos que participan del grupo de Facebook «EDiSo Discurso y Sociedad» y estudiantes de las Universidades Autónoma de Madrid, Santiago de Compostela, Pompeu Fabra, Pública de Navarra, de Fribourg, Autónoma de Entre Ríos. La respuesta de quienes han participado en estas iniciativas muestra un grado notable de reflexividad social y pone de manifiesto cómo la lectura crítica, la resistencia y la denuncia erosionan los discursos mayoritarios, que imponen una visión sesgada de los acontecimientos y de los sujetos, deslegitiman a personas y colectivos y, por tanto, producen desigualdad. Por esta razón, creemos que, si todos y todas observamos, si ello nos mueve al debate y a la acción, si nos ayuda a comprender cómo y a través de qué medios se crean y modifican las prácticas de poder y sus formas de resistencia, ¿qué mejor forma que un observatorio ciudadano del discurso con el que entender y transformar nuestro entorno?

2. Historia del Observatorio del Discurso EDiSo

El grupo de trabajo del Observatorio del Discurso comienza en el año 2014-2015, bajo la coordinación de la Dra. Luisa Martín Rojo, Universidad Complutense de Madrid (UAM), quien asumió esas funciones en el período comprendido entre enero de 2014 y junio de 2015. Inicialmente se creó un grupo de Facebook de la Asociación EDiSO a través del que se planteó llevar a cabo una investigación acción-participativa mediante una recogida abierta y colectiva de materiales discursivos, que podían ser entendidos como discursos que se nos imponen, deslegitiman o producen desigualdad en nuestro entorno más cotidiano. En la recogida de material participaron muchos/as de los/as socios/as de EDISO y alumnos/as de la UAM y de la Universidad de Santiago de Compostela (USC). Se recogieron más de 100 posts con el hashtag #micromachismos, #micromachismos, #microviolencias lingüísticas y, a partir de la clasificación de este material, se creó un apartado en la página web para cada área, dónde la gente pudiera comentar el material recogido.

En el año 2015-2016 se presentaron los resultados del año anterior en el Simposio de Coimbra 2015, en una mesa redonda. Y partir de esta reunión se consolidó como grupo de trabajo colectivo el Observatorio del Discurso, cuya coordinación pasaron a desempeñar en forma conjunta la Dra. Luisa Martín Rojo (UAM) y la Dra. Gabriela Prego Vázquez (USC), para el período comprendido entre julio de 2015 y julio de 2017. Se decidió seguir con la línea de investigación-acción participativa que se había empleado en el estudio de microviolencias discursivas en la web, pero adoptar ahora para análisis el enfoque denominado Paisaje Lingüístico.

Siguiendo esta propuesta, se planteó mapear los discursos en el espacio urbano a través de fotografías, incorporando como novedad el uso de la aplicación informática Urbanvoices, que permitió hacer un mapeo colaborativo y una clasificación específica de las fotografías en dos áreas: Diversidad de las lenguas y Violencias y resistencias discursivas, desde las que luego se pudieron desarrollar pequeños estudios situados sobre diversas temáticas más concretas. Esta aplicación, cedida por Luisa Martín Rojo y adaptada por los miembros del grupo de trabajo, permitió trabajar simultáneamente con alumnos de varias universidades (de Madrid, Pamplona y Santiago de Compostela principalmente) que cursaban materias de Discurso y/o Pragmática, Antropología Lingüística, o que realizaban trabajos finales de máster (TFM), trabajos finales de grado (TFG), entre los que se recogieron más de 1500 imágenes. Los resultados de este año de trabajo fueron presentados por Luisa Martín Rojo y Gaël Carrero en el Workshop de Roma coorganizado por EDiSo y la Universidad de Roma La Sapienza.

En el año 2016-2017 se continuó con la investigación acción participativa y el estudio de paisajes lingüísticos con estudiantes, pero ahora recogiendo material específicamente en mercados y zonas comerciales de Santiago, Vigo, Barcelona y Madrid. Esta propuesta permitió conocer y analizar a través de los discursos: los efectos de las campañas institucionales y de la políticas neoliberales, los procesos de gentrificación y el estado de decadencia de estos espacios en relación a la presión ejercida por las grandes superficies, la diversidad lingüística existente y hasta qué punto la población migrante está integrada en estos espacios de mercado.

En el III Simposio EDiSo Barcelona, en 2017, el Observatorio del Discurso presentó diferentes trabajos elaborados en el marco de la investigación participativa realizada por las integrantes de este grupo y estudiantes de grado y máster de la Universidad Autónoma de Barcelona, Universitat d´Alacant, Universitat Pompeu Fabra y Universidade de Santiago de Compostela. En YouTube resulta posible visualizar la presentación de dichos trabajos así como el debate de la sesión «Logros y desafíos del Observatorio del discurso», coordinado por Gael Marina Carrero Gros, Luisa Martín Rojo, Clara Molina Ávila, Montserrat Ribas, Gabriela Prego, María Beatriz Taboada y Luz Zas Varela.

A partir de julio de 2017 la coordinación del Observatorio fue asumida en forma conjunta por la Dra. Luz Zas (USC) y la Dra. María Beatriz Taboada (CONICET, Argentina). 

Puede accederse a información sobre algunos de los trabajos realizados por estudiantes de diferentes universidades involucradas, algunas de las cuales hemos mencionado previamente, desde el siguiente enlace: Trabajos de estudiantes de grado y posgrado

3. Cómo y por qué investigar los paisajes lingüísticos

La noción de paisaje lingüístico ha implicado la definición de un objeto de estudio interdisciplinar para abordar el modo en que la lengua se materializa en el espacio público, a través de carteles, grafitis, afiches y otras huellas lingüísticas que cumplen funciones tanto informativas como simbólicas en un territorio determinado.

Tal como afirman Castillo Lluch y Sáez Rivera (2013: 11): «El paisaje es objeto de interés para múltiples disciplinas de las ciencias sociales y humanas, cada una de las cuales ha generado un discurso teórico propio y unos métodos específicos de investigación sobre él». En este contexto, los estudios vinculados al paisaje lingüístico, como línea de análisis sociolingüístico, son relativamente recientes aunque se han multiplicado en los últimos años, en ámbitos y desde enfoques teóricos y metodológicos diferentes, a partir del trabajo pionero de Landry y Bourhis (1997).

Desde este marco, los espacios urbanos constituyen puntos estratégicos para analizar las formas de convivencia entre los diferentes grupos sociales y las lenguas que se inscriben en nuestro paisaje cotidiano. El estudio de los llamados «paisajes lingüísticos» (que forma parte del estudio semiótico de la cartografía social) permite detectar y analizar sistemáticamente las formas de violencia o resistencia presentes en el espacio que nos rodea. A pesar de su naturaleza efímera, los paisajes urbanos revelan mucho de lo que está ocurriendo en un lugar y de las relaciones entre las personas que comparten ese espacio. Los paisajes urbanos capturados y analizados por el Observatorio del Discurso EDiSo han querido reunir las señales que se proyectan y construyen en el espacio para intentar averiguar cómo se ejerce el poder; qué tipo de relaciones interculturales se establecen entre los ciudadanos que habitan los espacios públicos, y qué ideologías y políticas subyacen.

Para ello, diseñamos una propuesta metodológica con tres bloques temáticos: micromachismos y microrracismos, paisajes lingüísticos de la diversidad y construcción discursiva de la mercantilización del espacio urbano. Para el estudio de los micromachismos y microrracismos partimos del supuesto de que las señales en el espacio urbano (pintadas con prejuicios, estereotipos e insultos o, por el contrario, resistencia ante tales prácticas) crean representaciones de los distintos grupos sociales (géneros, etnias, clases...) y permiten descubrir el tipo de relaciones que existen entre ellos (dominación, inclusión, conflicto...). Para el estudio de los paisajes lingüísticos de la diversidad partimos del supuesto de que la gestión de la diversidad en el espacio urbano permite conocer el tipo de relaciones que se dan entre los distintos grupos étnicos que habitan la ciudad: así, la presencia o ausencia de lenguas, el que los mensajes aparezcan tachados o con traducciones, el que las distintas lenguas convivan o unas silencien a otras... nos permite descubrir patrones de asimilación, segregación, marginación o integración social. Finalmente, para el estudio de la construcción discursiva de la mercantilización del espacio urbano, partimos del supuesto de que la apropiación del espacio y la resistencia se produce a través de señales.

En este contexto, la cartografía social —en tanto propuesta conceptual y metodológica— nos ha brindado herramientas para aproximarnos al paisaje lingüístico y construir conocimiento colectivo sobre el mismo en el marco de un diseño orientado a la investigación-acción participativa. Dicho conocimiento involucra un diálogo entre distintos saberes que se articulan en la construcción colectiva del territorio. La cartografía invita a la reflexión y a la acción: nos permite ganar conciencia sobre el espacio social —aquí particularmente enfocado en su paisaje lingüístico— comprendiendolo como un espacio que se construye y reconstruye semiótica y materialmente mediante relaciones, tensiones, conflictos, resistencias y luchas, a la vez que alienta la transformación social.

4. La web UrbanVoices

La web Urbanvoices es un espacio de trabajo colaborativo online, que permite clasificar, situar y compartir material fotográfico para su posterior análisis desde una perspectiva de análisis crítico del discurso. Resalta además las implicaciones de la situación geoespacial de los diversos discursos en dicho análisis. Se trata pues de una herramienta de ciencia ciudadana, que permite el compartir esfuerzo en la recogida de datos para desarrollar luego investigaciones muy diversas, a partir de un material discursivo localizado, habilitando la realización de comparativas de los procesos sociales que acontecen en los distintos lugares que habitamos y transitamos.

La web permite, para la recogida de material, realizar una clasificación amplia de las fotografías en dos áreas: Diversidad de las lenguas y Violencias y resistencias discursivas. Dentro de estas, presenta una subcategorización más específica: en el caso del área Diversidad de las lenguas, según variedad de las lengua (castellano, lengua OAL —oficial, co-oficial, autóctona o local—, inglés, otras lenguas europeas y lenguas no europeas), y en el caso de Violencias y resistencias discursivas, según a quién va dirigido el mensaje o a qué diferenciación apela el mensaje retratado (mujeres, LGTB, grupo étnico y/o religioso, diferencia de clase social y otras minorías). Luego de esta subcategorización se ofrece un conjunto de etiquetas predeterminadas pero ampliables por los/as propios/as usuarios/as, que permiten identificar y agrupar características más específicas de cada uno de los discursos reflejados en las fotografías (de su medio de expresión y su modalidad). Por otro lado, para el análisis, la web permite cuatro tipos de visualización distintas del material volcado por todas/os los/as usuarias/os: por imágenes, por localización en el mapa, por etiquetado y por mensaje.

La web está abierta a la participación de cualquier persona interesada y, a partir de la clasificación propuesta, puede hacerse uso de ella según las necesidades concretas de la propia investigación (véanse, por ejemplo, los estudios específicos de mercados y zonas de comercio llevados a cabo por el grupo de trabajo del Observatorio del Discurso y los diversos estudiantes universitarios implicados). Se invita por ello a las personas interesadas en utilizar la herramienta web, a ponerse en contacto con la Comisión de Discurso y Justicia Social.

5. Multilingüismo

La movilidad es una constante en las poblaciones, de tal modo que las lenguas y sus variedades se convierten en viajeras y se desterritorializan. Os invitamos a observar en qué medida los lugares que habitáis (centros de trabajo, escuelas, universidades, barrios y espacios públicos) se están transformando en espacios multilingües en los que conviven lenguas que quizás sintáis extrañas a vuestra comunidad: ¿sabíais que el árabe, el tamazigh, el turco, el kurdo, el hindi, el punjabi, el ruso, el ucraniano y el chino son lenguas de uso habitual en muchos de nuestros barrios y conviven en ellos con las lenguas oficiales?

El multilingüismo ha estado siempre presente en la historia de la humanidad y ha sido un fenómeno cotidiano en una parte importante de las comunidades del mundo. Sin embargo, la investigación del multilingüismo y de la comunicación multilingüe es un ámbito de interés relativamente reciente. De hecho, en sus inicios la sociolingüística se centró principalmente en el bilingüismo y no se puso el foco en los fenómenos multilingües hasta la década de los ochenta con el desarrollo de la Sociolingüística Interaccional. En los noventa, la popularización de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en la interacción cotidiana revolucionan nuestras formas de relacionarnos, con nuevos escenarios sociales de comunicación multimodal y multilingüe de carácter transnacional y translocal. Estas transformaciones se enmarcan en los cambios socioeconómicos producidos por la intensificación del neoliberalismo y conllevan procesos de mercantilización del multilingüismo (Martín Rojo 2010; Blommaert 2015). Así, por un lado, los repertorios plurilingües adquieren valores distintos en función de la jerarquización de las lenguas y variedades en las diferentes dimensiones espacio-temporales (Blommaert 2007). Por otro lado, la representación y distribución desigual de las lenguas en el espacio público también da cuenta del valor que se les atribuye en el mercado lingüístico (Bourdieu 1991).

Estos fenómenos han sido foco de interés de la nueva línea de investigación: la Sociolingüística de la Globalización (Blommaert 2010; Heller 2002). Esta perspectiva ha incorporado nuevos recursos, metodologías y herramientas tecnológicas que permiten analizar estas cuestiones tanto desde un punto de vista tanto cuantitativo como cualitativo (Heller, Pietikainen & Pujolar 2018). En este marco de innovación metodológica, el análisis de los paisajes lingüísticos constituye un recurso innovador para observar cómo el espacio conforma un elemento fundamental no solo de la gestión, distribución y jerarquización de las lenguas en las ecologías multilingües, sino también de los diferentes tipos de violencias discursivas en las que se entrecruzan lenguas, género, raza y clase social. El Observatorio del Discurso de EDiSo ha querido prestar atención a estos nuevos escenarios de la postmodernidad y ha incorporado el enfoque del paisaje lingüístico (PL) como metodología para abordarlos desde una perspectiva crítica y transformadora.

La recogida y el análisis del PL en el Observatorio nos permite contrastar diferentes dimensiones del multilingüismo entre grandes ciudades (como Barcelona y Madrid) y pequeñas ciudades (como Santiago de Compostela, Vigo o A Coruña). Los resultados muestran los factores conectados con el multilingüismo, como pueden ser la migración, gentrificación, turistificación o globalización en los distintos espacios. Hemos observado que la proliferación del inglés es un fenómeno global presente en todas las ciudades en las que trabaja el Observatorio. La presencia de lenguas conectadas con la migración en el espacio urbano, en cambio, está relacionada con el proceso de asentamiento de las poblaciones alóctonas y su inserción en el tejido económico de la sociedad de acogida. Así, el paisaje lingüístico de la migración está muy visible en diferentes barrios de Madrid y los datos del Observatorio muestran que la mayor visibilidad del chino, árabe, rumano y variedades latinoamericanas se relaciona con la presencia en estos barrios de comercios regentados por migrantes que reterritorializan el espacio. En cambio, en ciudades de Galicia como A Coruña, Santiago o Vigo, las lenguas de la migración están prácticamente invisibilizadas y la diversidad lingüística está conectada, por un lado, con la presencia del inglés ligada a la globalización y, por otro, con el bilingüismo español/gallego propio de esta comunidad. Las tensiones y el activismo lingüístico, característicos de las comunidades con cierto grado de conflicto lingüístico, están presentes también en las ciudades gallegas.

Así, a través del PL, se constata no solo la pervivencia del conflicto entre español y gallego en la normalización lingüística, sino también entre oficialistas y reintegracionistas (galego-portugués) en el proceso de normativización ortográfica de la lengua gallega. Los tachados, correcciones, dialogismo y superposiciones español/gallego o gallego oficialista/reintegracionista son muestra de ello. Asimismo, observamos que el galego-portugués está más presente en las pintadas reivindicativas feministas o de defensa de los derechos, básicos mientras que el español apenas se utiliza como lengua para las reivindicaciones.

La investigación participativa desarrollada en nuestro Observatorio evidencia que el multilingüismo, en vertientes diversas, está muy presente en los barrios y mercados de nuestros ciudades como resultado de distintos factores entre los que se encuentran movimientos históricos, políticos o económicos como las migraciones. Por esta razón os animamos a investigar el multilingüismo y las lenguas del paisaje lingüístico participando en el Observatorio del Discurso, pues es una investigación relevante para encontrar respuestas a muchas preguntas: ¿cómo se usan las lenguas en la comunicación internacional?, ¿cómo se reconstruye la identidad social y cultural en los nuevos contextos multilingües?, ¿cómo se revitalizan las lenguas minoritarias y que interés hay por mantenerlas en estos nuevos escenarios sociales?, ¿cómo se usan las lenguas en las escuelas?

6. Violencias y resistencias lingüísticas

Amb la denominació violència lingüística ens referim a tots els tipus d'agressions quotidianes que pateixen els parlants de determinades llengües pel simple fet de voler viure en aquestes llengües; és a dir, de fer-les servir ─o desitjar fer-les sevir─ en tots els àmbits de representació i comunicació que comporta la vida social. El que volem observar no és tant allò obvi, com allò subtil, allò que és gairebé imperceptible, que s'ha "naturalitzat" i que, per tant, passa desapercebut. Volem, per exemple, observar com els processos d'infravaloració de certes varietats lingüístiques, i de deslegitimació dels i les parlants i de les seves competències lingüístiques, no es produeixen únicament de dalt a baix, des de les polítiques institucionals i els òrgans de govern, sinó que també es produeixen a través d'interaccions quotidianes en què diferents individus en diferents posicions produeixen i reprodueixen valoracions negatives, imposen normes lingüístiques i exerceixen mecanismes de poder.

Les agressions que ens resulten més visibles, i que no són sempre subtils, són el resultat de les polítiques de les administracions públiques, ja siguin locals, estatals o continentals. Si prestem atenció a les polítiques lingüístiques europees, per exemple, potser ens haurem de demanar si Europa està realment interessada a preservar la seva diversitat lingüística i cultural. En aquests moments aquestes polítiques lingüístiques es dissenyen seguint la vella equació “un Estat = una llengua” i els interessos de les oligarquies econòmiques dels mercats. I, en l'espai de la "mercantilització", no totes les llengües tenen el mateix valor: es potencien les que produeixen algun tipus de rendibilitat (faciliten les interaccions entre les oligarquies) i s'ignoren les que tan sols expressen la diversitat del paisatge humà. D’aquesta manera les polítiques lingüístiques, sigui quina sigui la seva escala, responen a ideologies lingüístiques que valoren unes llengües i en desvaloritzen o rebutgen altres.

No obstant això aquestes polítiques serien totalment ineficaces si, en el funcionament quotidià de les institucions, diferents actors socials no s’asseguressin que les normes es compleixen, i reproduïssin i reinventessin aquestes valoracions i jerarquies de llengües. Es multipliquen doncs els petits gestos si pensem, per exemple, com, en algunes escoles, es continuen mantenint les correccions en vermell per mantenir normes ortogràfiques i imposar llengües; els cartells que, a l'aula, obliguen a parlar "sólo español"; o les respostes que no s'escolten o no s'accepten si no es produeixen en una determinada varietat lingüística.

En altres ocasions, en els nostres cercles quotidians i, fins i tot, nosaltres mateixos exercim aquestes formes de violència quan, per exemple, preferim utilitzar l'espanyol com a llengua comuna, en lloc de mantenir la nostra llengua romànica pròpia (comprensible, amb un petit esforç , per part de tots i totes); o quan, en un congrés sobre plurilingüisme, optem per l'anglès com a única llengua vehicular; o quan animem els nostres fills a ser multilingües i els aconsellem que aprenguin anglès, francès i alemany, en lloc de llengües properes com el gallec, el català o l'euskera, o llengües aborígens en països d'Amèrica.

Des d'aquesta secció de l'Observatori del discurs volem cridar l'atenció sobre totes aquestes formes de violència lingüística, i reflexionar també sobre existents i possibles formes de resistència.

7. Para saber más

Blommaert, J. (2010). The Sociolinguistics of Globalization. Cambridge: Cambridge University Press.
Blommaert, J. (2015). Chronotopes, Scales, and Complexity in the Study of Language in Society. Annual Review of Anthropology, 44(1), 105-116.
Blommaert, J. (2007). Sociolinguistic scales. Intercultural Pragmatics 4(1), 1-19.
Bourdieu, P. (1991) Language and Symbolic Power. Cambridge: Polity Press.
Castillo Lluch, M. & Sáez Rivera, D. M. (2013). Introducción. Sección temática: Paisajes lingüísticos en el mundo hispánico. Revista Internacional de Lingüística Iberoamericana (RILI), 1(21), 9-22.
Foucault, M. (1980). Power/Knowledge: Selected Interviews and Other Writings, 1972-1977. Trans. Colin Gordon et al. New York: Pantheon.
Foucault, M. (1982). ‘The subject & power’. In H. Dreyfus & P. Rabinow, Michel Foucault: Beyond Structuralism and Hermeneutics (pp. 208-226). New York: Harvester Wheatsheaf.
Fraser, N. (2003). From discipline to flexibilisation? Rereading Foucault in the shadow of globalisation.Constellations 10(2), 160-171.
Gal, S. & Woolard, K. A. (2001). Languages and publics: the making of authority. Manchester: St. Jerome.
Gil Riera, E. (2013). “Una federació necessita una llengua comuna?” [Recurs electrònic]. Departament de Ciències Polítiques i Socials. Grup de Recerca en Teoria Política.
Heller, M. (2002). Éléments d'une sociolinguistique critique. Paris: Didier.
Heller, M. (2011). Paths to post-nationalism: a critical ethnography of language and identity. New York: Oxford University Press.
Heller, M., Pietikäinen, S. & Pujolar, J. (2018). Critical Sociolinguistic Research Methods. New York: Routledge.
Landry, R., & Bourhis, R. (1997). Linguistic landscape and ethnolinguistic vitality: an empirical study,
Journal of language and Social Psychology, 16(1), 23-49. http://dx.doi.org/10.1177/0261927X970161002  
Lévy, P. (2004). Inteligencia Colectiva: por una antropología del ciberespacio. Washington:
Organización Panamericana de la Salud. Accesible en
http://inteligenciacolectiva.bvsalud.org/public/documents/pdf/es/inteligenciaColectiva.pdf  
Macedo, D. P. (2005). Lengua, ideología y poder: la hegemonía del inglés. Barcelona: Graó.
Moreno Cabrera, J. C. (2000). La dignidad e igualdad de las lenguas: crítica de la discriminación lingüística.Madrid: Alianza.
Martín Rojo, L. (in preparation). ‘Language and power’. In O. García, N. Flores & M. Spotti. Oxford Handbook of Language and Society. Oxford: Oxford University Press.
Martín Rojo, L. (2010). Constructing inequality in multilingual classrooms. Berlin: Mouton de Gruyter.
Rymes, B. & Leone, A. R. (2014). Citizen Sociolinguistics: A New Media Methodology for Understanding Language and Social Life. Working Papers in Educational Linguistics, 29 (2). Accesible en
http://www.gse.upenn.edu/wpel/sites/gse.upenn.edu.wpel/files/29.2RymesandLeone.pdf  
Sousa Santos, B. De (2003). Crítica de la razón indolente. Contra el desperdicio de la experiencia. Bilbao: Desclée de Brouwer.

Attachments:
Download this file (ObservatoriodelDiscurso_junio2018.pdf)Observatorio del Discurso[EDiSo]543 kB

Por favor, haz login o regístrate en la web para poder publicar comentarios y participar más activamente. Después, refresca o vuelve a esta página. ¡Gracias!